Pasión por la Palabra
https://pasionporlapalabra.com/que-nos-esta-diciendo-dios-en-este-tiempo/
Export date: Thu Jul 9 5:30:18 2020 / +0000 GMT

¿Qué nos está diciendo Dios en este tiempo?







Sofonías 2:3

3 Buscad a Jehová todos los humildes de la tierra, los que pusisteis por obra su juicio; buscad justicia, buscad mansedumbre; quizá seréis guardados en el día del enojo de Jehová.







Dios les bendiga a todos. Ciertamente son días muy difíciles los que estamos viviendo. Como todos saben hay una situación muy triste, inquietante, desoladora y no se como más lo podría describir, con esto del corona virus. Yo personalmente vivo en Italia, uno de los países que se han visto más afectados. Las iglesias están cerradas, los hospitales al punto de colapsar llenos de enfermos, muchos de ellos en terapia intensiva. En las imágenes se ve como los ponen a dormir boca abajo, porque este terrible virus acaba con los pulmones. Las personas están llenas de ansiedad, incertidumbre, estrés. Estamos todos encerrados en casa, bombardeados el día entero con las mismas desalentadoras noticias. Viendo videos de enfermos que documentan como están viviendo en total aislamiento, ahogándose por falta de aire y sin poder ver a sus hijos o familia.

Todo esto es lo que está sucediendo en la tierra pero ¿te has detenido a orar y escuchar lo que se está diciendo en el cielo?. Bueno, yo lo hice, y antes de exponerte lo que sentí, quiero que sepas que no soy el tipo de persona o de cristiana que en cuanto viene una calamidad comienza a hablar de juicio, o mucho menos a exponer con frialdad “frases típicas” aplastando sin sensibilidad el dolor o el sufrimiento que están pasando tantas personas. ¡Creéme no soy así!. Pero sí quiero compartir contigo lo que el Señor me hacía sentir en oración. 

Ya te hablé de nuestro punto de vista, de como estamos viviendo todo esto pero ¿sábes lo que siente Dios? un profundo peso por el pecado, porque ¿sabías algo? Dios no ve lo que tu ves. Él ve diariamente todas las cosas atroces que hacen los seres humanos en todo el planeta y ve como lo han sacado totalmente de sus vidas. Es como si el Señor estuviera utlizando este silencio, estas calles desoladas, este encierro en casa para ponernos un Stop, un ¡Deténte! ¡Hay demasiado ruido! ¡Necesito que me escuches!.

La verdad es que por mucho tiempo el ser humano ha vivido en su “independencia de Dios”, en su arrogancia, autosuficiencia, viajando, de aquí para allá, trabajando con afán, enfocado en el dinero, en lo terrenal, creyendo que lo tiene todo. Excluyéndolo de todas las decisiones de su vida, pensando que puede vivir sin Él, obviando su superioridad, sin recordar que somos polvo, que somos tiempo, que hoy estamos pero mañana no sabemos. En este período Dios nos ha hecho ver que todos somos iguales, que somos limitados, finitos, inferiores, dependientes totalmente de su majestad, de su benevolencia y misericordia. En realidad todos estamos en el mismo barco, no importa cuánto dinero tengamos, TODOS y cada uno de nosotros lo necesitamos. Ahora, después de orar el Señor me llevó al Libro de Sofonías, vamos a ver que nos muestra allí.

Lo primero es que el nombre Sofonías significa “Jehová ha ocultado (atesorado)" Jehová ha protegido" a quien Jehová ha escondido". Este libro comienza diciendo que Dios va a hacer  juicio:

Sofonías 1:2-3 
2 Destruiré por completo todas las cosas de sobre la faz de la tierra, dice Jehová.
3 Destruiré los hombres y las bestias; destruiré las aves del cielo y los peces del mar, y cortaré a los impíos; y raeré a los hombres de sobre la faz de la tierra, dice Jehová.


La causa por la cual el Señor hará esto es por la maldad humana, la violencia, el orgullo, la rebeldía, la falta de confianza en Él, pero sobre todo por la idolatría. 

Sofonías 1:4-6 Traducción en lenguaje actual (TLA)
4 »Castigaré a los habitantes de Judá; quitaré de Jerusalén a los ídolos; quitaré a sus sacerdotes,
5 a los que adoran a las estrellas en los techos de sus casas, y a los que me adoran a mí, pero también adoran al dios Milcom. 
6 Y voy a destruir igualmente a los que se han apartado de mí y jamás buscan mis consejos.

¿Sábes que es la Idolatría? la definición de un ídolo podría ser la siguiente: "Cualquier persona, lugar, cosa, o incluso una idea que es colocado por encima de Dios". Idolatría no significa solamente adorar otros dioses, si no que caemos en ella cuando quitamos a Dios del primer lugar en nuestro corazón y en su lugar ponemos otras cosas. Por ejemplo puede ser el amor al dinero, el amor a otras personas, recuerdos de amores del pasado, el consumismo, la vanidad, la pornografía, inmoralidad y muchísimas cosas más. ¡Qué necedad de nuestra parte, adorar lo creado en vez de adorar al Creador!. Esto es tan amplio que en palabras simples yo lo decribiría como "aquello que amas más que a Dios y que te hace desplazarlo de su lugar". El problema está en que cuando preferimos otras cosas antes que a él en realidad estamos violando el principal mandamiento:

Marcos 12:30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas.

Pero no solo, también lo estamos despreciando, con nuestras actitudes le estamos demostrando que no es importante para nosotros. Hay muchas personas que en su ignorancia y falta de reverencia hasta maldicen el nombre de Dios. Otros llegan a olvidarse y alejarse totalmente de él. Ahora te pregunto ¿Cómo te sentirías? Imagina lo que significa haber creado en amor a los seres humanos, AMARLOS con una intensidad tan grande que si tan solo les hicieras sentir la potencia de tu amor por unos segundos ellos explotarían en mil pedazos y que estos te ignoren totalmente. ¿Qué tal si amaras demasiado a una persona pero a esta no le importara nada de ti?. ¿Qué tal si mueres de las ganas de hablarle, pero está demasiado ocupada?. La verdad es que todo esto nos hace reflexionar. En la actualidad vivimos así, este mundo está lleno de idolatría y han quitado a Dios de su corazón. 

Algo que quiero destacar, es que me llamó mucho la atención que el en versículo 5 dice "y a los que me adoran a mí, pero también adoran al dios Milcom”. Quizás hay muchas personas de doble ánimo, que sí aman a Dios pero también aman a sus ídolos y están siempre con un pie en una parte y el otro en la otra. Esto no le agrada al Señor, él nos quiere por completo. 



Sofonías 1:12-13  (TLA)
12 »Cuando llegue ese día, tomaré una lámpara y buscaré en la ciudad de Jerusalén a los que viven tranquilos; cuando los encuentre, los castigaré. Se parecen al vino que se pone a reposar, y hasta se atreven a decir: “¡Dios no hace nada bueno, pero tampoco hace nada malo!”
13 Construyeron casas, pero no habitarán en ellas; cultivaron viñas, pero no beberán el vino; ¡sus riquezas les serán quitadas, y sus casas serán destruidas!

Como dice este versículo hay muchos seres humanos que solo piensan en el dinero, el dinero y el dinero. Muchos están confiados y hasta piensan que Dios no hará nada al respecto, que podrán seguir su vida en su afán, pero no es así. El Señor nos ama tanto, que tiene que interrumpir nuestros malos caminos para ver si nos arrepentimos y puede salvarnos.

Sofonías 1:7
7 Calla en la presencia de Jehová el Señor, porque el día de Jehová está cercano; porque Jehová ha preparado sacrificio, y ha dispuesto a sus convidados.


Estas palabras significan que hay que entrar en un estado de gran quietud, de calma interior y exterior. Realmente, no es tiempo de protestar, de lamentarse ni de hablar. Es tiempo de callar, de meditar, de autoanalizarnos. Debemos pedirle a Dios que nos escudriñe y que nos muestre quiénes somos realmente y que hay en nuestro corazón. Es tiempo de pedir perdón, de acercarnos a él. Volvamos a Dios y él se volverá a nosotros, acerquémonos a Dios y él se acercará a nosotros (Zac 1:3; Stg 4:8). Dios es un Dios grandioso, inmenso, poderoso y justo. Un Dios ante el cual nadie puede quedar en pie. Es hora de postrarse humildemente, de reconocer su superioridad y soberanía, de arrepentirnos de nuestros malos caminos y ponernos a cuentas con él. Dios es el Creador del universo, nosotros somos solamente criaturas muy frágiles y pequeñas, extremadamente necesitadas de su ayuda.

El motivo por el cual hay que hacer esto lo antes posible es “Porque el día del Señor está cercano.



Sofonías 1:14-15
14 Cercano está el día grande de Jehová, cercano y muy próximo; es amarga la voz del día de Jehová; gritará allí el valiente.
15 Día de ira aquel día, día de angustia y de aprieto, día de alboroto y de asolamiento, día de tiniebla y de oscuridad, día de nublado y de entenebrecimiento,


Quiero decirte que no hay nada que me gustaría más que poder decir que todo mejorará, pero esto no es lo que dice la Biblia. La Palabra dice que todo esto que estamos viendo, pestes (virus), hambres, guerras, terremotos, son solo los principios de dolores (Mt 24:7-8). Al igual que una mujer en su parto, los dolores serán cada vez más intensos y seguidos. Es como una angustia que va en aumento. En este tiempo todavía estamos en “el día de Cristo”, el tiempo de la gracia, pero el "día del Señor" comenzará cuando la iglesia, los verdaderos creyentes, serán recogidos de esta tierra. Entonces comenzará el tiempo de juicio. Déjame decirte que esos días de Tribulación no son muy lejanos, de hechos son inminentes. Entonces, ¿qué hay que hacer?.



Sofonías 2:1-2
1  Congregaos y meditad, oh nación sin pudor,
2 antes que tenga efecto el decreto, y el día se pase como el tamo; antes que venga sobre vosotros el furor de la ira de Jehová, antes que el día de la ira de Jehová venga sobre vosotros. 


Todo esto tiene un carácter urgente. Dios quiere que meditemos, que aprovechemos este último tiempo y oportunidad para cambiar. Lo debemos hacer reunidos en familia, o sea comenzando por nuestra propia casa. Porque cuando se cruce la línea y comience el juicio será demasiado tarde. 

Sof 2:3 Buscad a Jehová todos los humildes de la tierra, los que pusisteis por obra su juicio; buscad justicia, buscad mansedumbre; quizá seréis guardados en el día del enojo de Jehová.

Cuando dice "los humildes de la tierra" se refiere a ese remanente, o sea esas personas que le son fieles a Dios. Aún los verdaeros creyentes deben tener mucho cuidado con sus vidas. Realmente pienso que en lo que más nos debemos concentrar en este momento es en llenar nuestras lámparas de aceite. O sea, estar en comunión con Dios y llenarnos del Espíritu Santo.

Ahora, a las personas que no se arrepientan esto es lo que les sucederá:

Sofonías 3:1-2
1 ¡Ay de la ciudad rebelde y contaminada y opresora!
2 No escuchó la voz, ni recibió la corrección; no confió en Jehová, no se acercó a su Dios.


Sofonías 3:6-8 
6 Hice destruir naciones; sus habitaciones están asoladas; hice desiertas sus calles, hasta no quedar quien pase; sus ciudades están asoladas hasta no quedar hombre, hasta no quedar habitante.
7 Dije: Ciertamente me temerá; recibirá corrección, y no será destruida su morada según todo aquello por lo cual la castigué. Mas ellos se apresuraron a corromper todos sus hechos. 
8 Por tanto, esperadme, dice Jehová, hasta el día que me levante para juzgaros; porque mi determinación es reunir las naciones, juntar los reinos, para derramar sobre ellos mi enojo, todo el ardor de mi ira; por el fuego de mi celo será consumida toda la tierra.


Dios en este momento es como un Padre que está corrigiendo a sus hijos por amor (Pr 3:12). Èl nos está llamando al arrepentimiento. Pero con todas las advertencias, todo lo que nos está diciendo aún hay muchas personas que desprecian su corrección. A pesar de esta terrible experiencia que estamos viviendo, hay muchos que no aprenden la lección, quieren seguir en sus malos caminos sin volverse a Dios. A los tales, a los que no quieren tener a Dios como Padre ni recibir el sacrificio de Jesucristo, tristemente, como dice la Palabra les espera solamente una horrible expectación de juicio (Heb 10:26-29).    

Hebreos 10:26-29  (TLA)
26 Si seguimos pecando después de haber conocido la verdadera enseñanza de Dios, ningún sacrificio podrá hacer que Dios nos perdone.
27 No nos quedaría más remedio que esperar, con un miedo terrible, el juicio final, que es cuando los enemigos de Dios serán destruidos con fuego ardiente.

28 Si en un juicio dos testigos afirman que alguien ha desobedecido la ley de Moisés, los jueces no le tienen compasión a esa persona y ordenan su muerte.
29 ¡Imagínense entonces el terrible castigo que recibirán los que desprecian al Hijo de Dios, y los que dicen que su muerte no sirve para nada! Los que hacen eso insultan al Espíritu de Dios, que los ama, y menosprecian la muerte de Cristo, es decir, el nuevo pacto por medio del cual Dios les perdona sus pecados.


Así que, amados hermanos aprovechemos este tiempo para ponernos a cuentas con Dios. 

Isaías 55:6-7
6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.
7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.
El libro de Sofonías termina en un modo hermoso porque dice lo siguiente:

Sofonías 3:9 En aquel tiempo devolveré yo a los pueblos pureza de labios, para que todos invoquen el nombre de Jehová, para que le sirvan de común consentimiento.

Esto significa que después que amanezca, después que pase toda esa oscuridad y período de juicio Jesús reinará sobre toda la tierra. Dice la Palabra también en Filipenses 2:10-11 que todos lo van a servir y reconocer como Rey.


Filipenses 2:10-11 
10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;
11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

Quiero terminar contándoles una historia que quizás nos haga ver desde una perspectiva diferente todo este sufrimiento actual y lo que hoy hemos leído. La historia se llama: “El lado oscuro del amor” leamos:

Sucedió de noche en una zona residencial de una gran capital. Una niña descansa inquieta sobre su cama, cuando de pronto un hombre de rostro severo y dura mirada entró silenciosamente a la habitación. De manera sigilosa se acercó a la cama y en el momento en que la niña le vio, su rostro expresó una mueca de terror y comenzó a gritar. Su madre entró rápidamente a la habitación y se dirigió hacia a donde estaba la niña, y entonces la niña se abrazó frenéticamente a su madre.
El hombre salió de la habitación, se dirigió al teléfono para llamar a otra persona que evidentemente era un cómplice, y en voz muy baja se puso de acuerdo con él. Luego regresó a la habitación. Arrancó a la niña de los brazos de su madre, rápidamente salió y se dirigió a un automóvil que lo esperaba, con la criatura todavía sollozando. Él trató de calmar a la niña para que no llorara más. Como un loco condujo por las calles de la ciudad hasta que, finalmente, llegó a un gran edificio, de aspecto siniestro y tenebroso. Todo estaba en calma. El edificio estaba parcialmente oscuro, pero en la parte superior había una habitación iluminada.
Este hombre llevó a esa niña rápidamente a ese edificio, se dirigió a la habitación iluminada, y la entregó al hombre con el cual había conversado por teléfono, quien a su vez la puso en manos de una mujer, y ambos la introdujeron en una habitación, mientras el hombre que la había traído en coche esperaba en la sala de entrada al edificio. Ya dentro de la habitación, el hombre que llevó allí a la niña tomó un cuchillo largo y afilado, y con un movimiento rápido lo clava en el abdomen de la niña. Ella queda allí tendida como si estuviera muerta.

Cuando leemos esta historia tal parece que un hombre raptó a una niña y la llevó a otro lugar donde le clavaron un cuchillo dejándola casi muerta. Ese es el lado oscuro de la historia, pero en realidad hay un lado claro que inicialmente no podemos ver. La verdad de la historia es esta:

La niña se había despertado durante la noche con terribles dolores abdominales. Ella había sufrido esos ataques con anterioridad. Sus padres le habían estado observando cuidadosamente. Estaban siguiendo las instrucciones del médico. Y, en realidad, fue su padre quien entró a la habitación de la niña. Ésta sabía que existía la posibilidad de que fuera llevada al hospital, y cuando su padre entró a la habitación por supuesto ella gritó de temor. Luego, al ver el sufrimiento de la niña, el padre se dirigió al teléfono y llamó al médico de la familia, y se puso de acuerdo con él para encontrarse en el hospital. Se dirigió rápidamente hacia el hospital, entregó la niña al médico de la familia, y el médico la llevó a la sala de operaciones junto con una enfermera. Y entonces, realizo una operación de emergencia.

Como podemos ver aquello que parecía algo malo en realidad era un gesto de sabia decisión y un gesto tierno de un padre amoroso. 

¿Qué tal si vemos toda esta situación en el mismo modo? Desde el enfoque del amor… ¿Que tal si lo vemos desde la perspectiva de Dios? que está permitiendo esto porque nos ama tanto que quiere tratar con nuestras vidas para que que podamos cambiar, reconocer nuestros errores y poder salvarnos. 

Roguemos a Dios amados hermanos para que al igual que Sofonías podamos ser salvados y guardados de el terrible tiempo que se acerca. 

Si no eres cristiano y quieres aceptar a Jesús como tu salvador personal, te invito a hacer esta Oración de fe 1.

Reciban todos un abrazo enorme de mi parte. Que el Señor les cubra con su inmenso amor, les fortaleza y les ayude.

Dios les bendiga.
Links:
  1. http://pasionporlapalabra.com/oracion-de-fe/
Post date: 2020-03-28 02:21:28
Post date GMT: 2020-03-28 02:21:28

Post modified date: 2020-05-18 02:55:14
Post modified date GMT: 2020-05-18 02:55:14

Export date: Thu Jul 9 5:30:18 2020 / +0000 GMT
This page was exported from Pasión por la Palabra [ https://pasionporlapalabra.com ]
Export of Post and Page has been powered by [ Universal Post Manager ] plugin from www.ProfProjects.com